Como alcanzar la paz a traves de una almorrana en el culo

Bueno, asi a primera vista igual me ha quedado poco ortodoxo el titulo, pero es que no queria dar una clase de anatomia clinica, tan solo compartir a nivel de amigos una experiencia personal en el nivel de lo cotidiano. Podria haber titulado este post “Como alcanzar la paz a traves de una hemorroides” -obviamente la palabra culo es redundante-  pero eso le habria dado el matiz intelectual que quiero evitar. No es mi intencion vulgarizar o restar solemnidad a la cosa, sino entrar en el territorio de lo cotidiano y familiar. Asi que vamos alla sin mas contemplaciones.

Una almorrana es una enfermedad y yo tengo una molestandome desde ayer. Mis estudios con “Un curso de milagros” me han conducido a la conclusion de que toda enfermedad tiene su origen en la mente, que es la unica causa de todo. Entonces puesto que todo problema tiene su causa en la mente, toda solucion tambien tiene su causa en la misma mente. Una vez centrados en la mente como causa unica, podemos avanzar otro peldaño hacia la curacion. Aviso: este primer peldaño es imprescindible, puesto que significa que historicamente hemos arrastrado este error hasta nuestros dias, creyendo que el exterior puede ser causa cuando en realidad es efecto. Si, esta es una afirmacion radical del curso; aunque no es nueva puesto que esto ya lo sabian anteriormente algunas minorias.

Entonces la solucion universal que brinda ‘Un curso de milagros’ es el perdon. El perdon es la unica solucion, asi de facil. ¿Y como se perdona una almorrana? Bueno, la almorrana no es el pensamiento o causa, sino la manifestacion de algun pensamiento, asi que lo que hay que buscar es el pensamiento que esta causando el problema. ¿Y que pensamientos podrian ser causa de una almorrana? Pues asi de repente me vienen varios:

– Alimentacion. Mis pensamientos me dicen que la alimentacion es crucial en el tema. Pero eso es creer que el exterior puede ser causa. Por tanto esto es un resentimiento y lo descarto.

– Ejercicio. Mis pensamientos me dicen que hago poco ejercicio. Pero eso es creer que el exterior puede ser causa. Por tanto esto es un resentimiento y lo descarto.

– Genetica. Mis pensamientos me dicen que puedo haberlo heredado de algun antepasado. Pero eso es creer que el exterior puede ser causa. Por tanto esto es un resentimiento y lo descarto.

– Mala suerte. Mis pensamientos me dicen que hoy no es mi dia de suerte y me ha tocado a mi enfermar. Pero eso es creer que el exterior puede ser causa. Por tanto esto es un resentimiento y lo descarto.

– Otros. Mis pensamientos me dicen que puede ser cualquier otra cosa. Pero eso es creer que el exterior puede ser causa. Por tanto esto es un resentimiento y lo descarto.

Entonces, al llegar aqui, me doy cuenta de que todos mis pensamientos al respecto me proveen soluciones basadas en el exterior y por tanto estan basadas en mi PASADO. Entonces reconozco que no se nada de nada, y por tanto me conviene acudir al espiritu. Y la respuesta universal del espiritu es, como ya hemos mencionado, el perdon. Perdonar significa que observo el mundo, y reconozco que no es real, y por tanto ni existe ni tiene repercusiones en el eterno ahora. Asi que decido entrar en el ahora (meditacion, quietud, silencio, etc) para encontrar alli mi perdon, mi milagro, el pensamiento eterno de amor maximo que me saca del tiempo. Y mira, alli, en el presente, en el eterno ahora, resulta que no hay ninguna almorrana. Y ademas mi paz sigue ahi inalterable.

Total, que resulta que la almorrana es una ilusion, un recuerdo, no existe en el presente, solo existe en mi pasado. Es solo una falta de amor. Vaya descubrimiento, no?

Y eso es todo, mi curacion ya ha sucedido puesto que en el ‘ahora’ no existe. Si percibo dolor es tan solo debido a mi creencia en el pasado y por tanto el tiempo que tarde en curar del todo depende tan solo de mi disposicion a vivir exclusivamente en el presente, en el Mundo Real del Eterno Ahora.

Eso si, cada vez que me acuerdo de que las almorranas duelen, entonces me vuelve el dolor, es lo que tienen los resentimientos jejeje. 😉

Y que sepais que esto mismo funciona para todas las enfermedades conocidas y por conocer, todas se curan igual, reconociendo que estamos anclados al pasado y perdonandolo, es decir, reconociendo que yo y solo yo soy quien ha decidido vivir en el pasado y que nadie me obliga a ello. El presente siempre ha estado, esta y estara disponible para ser habitado en cualquier instante que yo lo decida; aunque, eso si, hay que dejar afuera el pasado y los juicios, que son la misma cosa infame tambien llamada enfermedad.

Pues eso es todo. Espero haber ilustrado adecuadamente la manera en que una almorrana te puede ayudar a encontrar de nuevo la paz que creias haber perdido. En realidad una almorrana en el culo es un recordatorio del universo para que no confundamos el camino de regreso a casa. ¡Gracias almorrana!

Namaste.

(L)Itxziar2012

Anuncios

6 respuestas a “Como alcanzar la paz a traves de una almorrana en el culo

  1. Alex M. 2012-11-19 / 19:18

    No se si esto que acabo de leer va en serio o es un simple descojone por las mierdas new age que se ven por “internés”. Si es esto último, cojonudo, me has conquistado.
    Voy a seguirte, a ver si así se me quitan las almorranas místicas de mi ojete intelectual.

    Un saludo!

    • Itx 2012-11-19 / 19:28

      Pues te diria que tiene un poco de ambas cosas, sin ninguna acritud para nada ni nadie 🙂 Gracias por tus palabras, disfruta la visita.

  2. Val 2012-11-25 / 23:40

    Genial¡¡¡¡, gracias por las risas… has ilustrado perfectamente como también una almorrana te puede llevar a la paz que perdida
    .

    • Itx 2012-11-26 / 00:06

      Tu risa es mia, tu paz la mia, bienvenida 🙂

  3. Juana 2015-02-04 / 19:54

    Pero qué simpático.. como de todo se puede sacar una enseñanza profunda y liberatoria, ¡¡maravilloso!!
    Qué pena que no escribas más reflexiones. Yo acabo de comenzar a estudiar un Curso de Milagros y tu blog está genial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s