El mayor impacto que el curso de milagros supuso para mi

El Espiritu y yo llevabamos tiempo trabajando conmigo y ya me habia enseñado muchas de las lecciones del curso cuando comencé el curso. Pero habia algo que yo aun no habia comprendido y que supuso el cambio definitivo en mi manera de entender todo. Mi cultura me habia conducido a sentirme totalmente identificado con mi cuerpo. Jamas habia puesto en duda que el cuerpo era tan creacion de Dios como la mente. Esa creencia estaba tan arraigada en mi que no podia ser deshecha mas que con el curso de milagros. Ni por un momento se me habia pasado por la mente la idea de que el cuerpo no hubiera sido creado por Dios, hasta el punto de que consideraba al cuerpo como la obra maestra de la creacion de Dios. Achacaba sus evidentes imperfecciones al hecho de que las personas proyectaban en el sus propias creencias erroneas y asi parecia que todo el cuadro estaba completo.

Asi que podeis imaginar el shock que supuso en mi el descubrir que el cuerpo era mi propia fabricacion, y que ni siquiera se podia llamar creacion. Durante dias estuve muy desorientado al respecto, y sin embargo percibia una sensacion de quietud que parecia indicar que todo iba por buen camino. Le pedi que me mostrara como podia ser la vida sin el cuerpo y cual era el significado de este. Y me respondio, muy clarito como siempre, a veces por medio del libro, a veces en mi propio pensamiento, a veces por boca de mis hermanxs. Entonces todo empezo a encajar en su sitio como nunca antes. Es la misma sensacion que tienes cuando has terminado un puzzle gigante pero tienes la sospecha de que has forzado algunas piezas, y entonces descubres cuales son esas piezas, las recolocas, y ahora tienes la seguridad y la satisfaccion de que ya esta terminado correctamente.

Un dia, sin mas, sin pretenderlo, mi voz me dijo: hoy has nacido de nuevo. Mi primera reaccion fue de rechazo: bah, ya estoy otra vez imaginando cosas y creyendome importante. Pero descubri en mi rechazo un rechazo hacia mi propia grandeza que era al mismo tiempo un rechazo del plan de Dios y de su propia grandeza; asi que rapidamente cambie de lado y acepte de buen grado mi regalo. Cada dia podemos nacer de nuevo al oir la dulce voz del Espiritu atrayendonos hacia si mismo, hacia nuestro hogar en el Cielo. Esto es imposible para los hombres, mas para Dios no hay nada imposible. Es mi deseo que todxs podamos experimentar este nuevo nacimiento tantas veces como nos creamos desvalidos o solos, desamparados o faltos de entendimiento, abandonados, perplejos y sin rumbo, enfermos o tristes. En el vacio del mundo mora la totalidad de Dios; pide y se te habra concedido, llama y las puertas ya estan abiertas para ti. Deja tus cargas a Su recaudo y disponte a gozar de Su compañia y a aprender de Su mansedumbre.

Esta es mi oracion. Amen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s